martes, 3 de marzo de 2015

COMUNIDAD DE CAÑAVERAL, MUNICIPIO INDEPENDENCIA ESTADO YARACUY.

El Caserio de Cañaveral de Independencia.
El Antiguo.
Por Luis Alfredo Valles Silva

SOBRE EL NOMBRE DEL CASERÍO  CAÑAVERAL:


Como bien es sabido por documentos históricos de la colonia y por lo difundido a través de Relatos de la historia local, lo que en la actualidad se conoce como Cañaveral, estuvo enmarcado, como muchas otras localidades de la región, dentro del área territorial del antiguo Cocorote o cerritos de Cocorote, más específicamente en lo que se llamaba el Valle de La Venta; en dicho lugar existió un trapiche (Molino, artesanal  para extraer el jugo de la caña de azúcar, para posterior elaboración del papelón.) propiedad de un hacendado de ese entonces de nombre Don Luis verdugo, es de destacar que asimismo poseía, el referido hacendado sembradíos de caña  de azúcar para el funcionamiento de la molienda. Con el tiempo, tanto las haciendas de caña de azúcar como el trapiche de Verdugo desaparecieron, solo la tradición oral nos refiere que al lugar se le llamaba “El Cañaveral de Verdugo” o solamente “Cañaveral”, nominación geográfica que prevaleció con el tiempo, es importante destacar que la ubicación geográfica exacta de aquellos cañaverales o cañaveral de Verdugo, estarían ubicados mas debajo de donde está el actual caserío o asentamiento de Cañaveral, el mismo quedaba más hacia el pie de monte cercano al caserío de Bijagual o Vijagual (lugar de Bijao), asimismo refiere la historia de tradición oral que los trabajadores en la hacienda del referido Luis Verdugo venidos de los lados de Tamanabare o Tamanavare y Bijagual o Vijagual, en su mayoría, otros “colonos españoles”, establecieron sus viviendas en dicha hacienda, hacienda que con el pasar del tiempo se convertiría en  insipiente caserío, que con el tiempo, alrededor de los primeros años de la década del 60 del siglo XX, fue trasladado espontáneamente por sus moradores más hacia el norte, hacia donde se ubica actualmente.

Informante: Profesor Domingo Aponte Barrios (Historiador y Cronista de la Ciudad de San Felipe)

Otra versión sustentada, que Cañaveral recibe el nombre debido a que en los alrededores del actual caserío, existieron dos grandes productores quienes se dedicaban a la siembra de la caña brava (Gynerum sagittatum), estos eran Eladio Peña y Segundo Orozco, cuyas extensiones de siembras colindaban con los predios de Mampostal.

Informante:  Señora Perfecta Giménez

EL POZO DE LA COMUNIDAD.


El agua para el consumo de las familias del lugar, tanto para beber como para elaborar los alimentos se obtenía de un pozo que estaba ubicado por la actual “Vuelta de Los Gamarra, venía canalizada de manera natural desde la acequia de Cocorote, llegaba a La Morita y a Cañaveral. Todos los sábados de cada semana se le daba mantenimiento, a veces en los días feriados también, para sacarle la arena que lo allanaba o rebosaba, desde dicho poso se acarreaba el preciado líquido en chirguas, tinajas, latas u otros recipientes hasta los hogares, para el lavado de la ropa las amas de casas o mujeres responsables del lavado venían al pozo a realizar esta labor como sumo cuidado en no causarle daños, posteriormente con la llegada al gobierno local del Mayor Reyes Zumeta, este hizo canalizar, mediante una llamada red de cañerías de acequias el agua desde el río “Culantrillo” de altos de Independencia (cerro Muñoz o cerro de los Muñoz) hasta Cañaveral, inclusive Vijagual, Tamanavare y Mampostal.

EL PRIMER MAESTRO Y LA PRIMERA ESCUELA EN CAÑAVERAL.


El primer maestro que se recuerda en el Cañaveral de tiempos ya idos, allá por los años de la década del 30 (año 1930), fue el Señor Ruperto Domínguez, llegaba al caserío desde la ciudad de San Felipe, cobraba “un real” (50 céntimos de bolívar) por alumno. Alrededor de la década del 40 el gobierno construyó una escuela pública llamada “La Sucursal” estaba ubicada cerca donde actualmente está el llamado “Aeropuerto de Las Flores, municipio Cocorote, a los años, más o menos en el 45 , Pánfilo Ojeda, quien era albañil, era además hermano de María y Fortunata Ojeda, construyo, en Cañaveral, la Escuela denominada “La Fuente de Oro”, la fabricó con paredes de bloques de adobe (barro cocido al sol) y techo de Tejas y caña brava, la misma estaba ubicada en la calle principal de Cañaveral vía La Cumaca, cerca a la Urbanización “Nuevo Cañaveral”.

SAN PABLO PATRÓN DE CAÑAVERAL.


Durante el mandato de Presidente de Estado (Gobernador) "el Mayor Reyes Zumeta", para el año 1936, un sobrino de este de nombre Julio Reyes, trajo La Imagen del Santo (San Pablo), dicha imagen, en vista de que aun en el caserío no existía Iglesia, ni siquiera capilla alguna, estaba en casa de Santiago Vásquez, el viejo.

Las Fiestas o festividades en honor a San Pablo, se comenzaron a realizar en Cañaveral en el año 1964. Específicamente entre el 27 de junio y el 5 de julio, entre lo mas resaltante de estas festividades se recuerda las llamadas Coleaderas o “Tardes de Toros Coleados”.

LAS COLEADERAS O TOROS COLEADOS:


Para ese entonces las llamadas “Mangas de Coleo”, se elaboraban con horcones de madera y transversales de juajua o bambú, las primeras se realizaron en la calle principal de Cañaveral, vía La Cumaca, desde el puente hasta bien abajo, cerca de la Casa de Valerio Cariño (ya fallecido).

Se realizaban cinco (5) tardes de toros coleados, llegaba gente de otras comunidades, sobre todo de La Independencia centro, capital de Municipio).
Entre los coleadores que mas se recuerdan para ese entonces se debe mencionar:

        1.    Napoleón Garcés
        2.    Julio Giménez
        3.    Custodio Giménez
        4.    José de La Cruz Reyes Oviedo (Fue varias veces Presidente de Fiestas)
        5.    Belarminio Yovera (Fue varias veces Presidente de Fiestas)
        6.    Entre otros

Entre las actividades que se realizaban en torno a las Fiestas Patronales en honor a San Pablo Apóstol se recuerda:
ü  Los Torneos de Bolas Criollas
ü  Juegos Tradicionales como:
ü  Carreras en Sacos
ü  Huevos en cucharas
ü  Palo encebado
ü  Juego del Papelón Premiado
ü  Entre otras

ü  El Boulevard de música criolla, entre esta se recuerda con grato cariño la interpretada por el Conjunto Musical de Don Lucio Solórzano (Invidente)
ü  Elección y Coronación de La Reina de Las Fiestas Patronales.

ü  Entre las soberans o reinas es grato recordar a:

ü  Nelly María Arcila (Esposa de Ciccone)
ü  Reina Mendoza Milla (Hoy dia de Milla, esposa del Pintor Ángel Milla)
ü  Nancy Tovar (+)
ü  Epifania Parra

Tanto las reinas como las muchachas del lugar, acostumbraban a colocarle a los coleadores que mejor ejecutaban sus coleadas los llamadas “Lazos” , prendidos sobre sus camisas a la altura de las espaldas., una vez prendido el lazo, seguido venía un beso sobre la mejilla del coleador.

LAS COMADRONAS O PARTERAS DE CAÑAVERAL.


Comadronas o parteras eran aquellas damas, generalmente de la comunidad o de comunidades cercanas, que, sin tener estudios o titulación, ayudaban o asistían a la parturienta o mujer que estaba a punto de parir y que por ello requería de sus servicios especializados.

    Entre las sobadoras en Cañaveral se recuerda a:
ü  Natalia Giménez (fallecida. Madre de Ana Victoria y Perfecta Giménez)
ü  Marcelina Giménez (fallecida, era sobadora y partera, era la madre de Natalia Giménez)
ü  Ramona Giménez (fallecida, era sobadora y comadrona o partera)
ü  Jerónima Giménez (fallecida. Esposa de Don Eugenio Villanueva, hermana de Ramona y madre de Doña Catalina Giménez –la abuelita de Cañaveral-)
ü  Ana Victoria Giménez
ü  Tomás Mendoza (sobador de barrigas de embarazadas)
ü  Muchas veces mandaban a buscar a una experta sobadora de Independencia centro, La Señora Cayetana Fernández.

Es de destacar que la mayoría de las parteras y sobadoras de Cañaveral no cortaban ombligos a los recién nacidos, para ello buscaban en La Independencia a:
ü  Rosita Gallardo
ü  María Dolores Aponte de Peña y
ü  Cayetana Fernández

LOS REZANDEROS:

.- Pedro Castillo (+)

.- Juan Escudero (+)

.- Roseliano Rojas (+)

        LOS PULPEROS (BODEGUEROS)

       ü  Eugenio Ojeda
       ü  Valerio Cariño

ESCRIBIENTES DE CULEBRILLA (herpes zóster):

       ü  Lucía Mendoza
       ü  Sonia Milla Colmenarez (de Vijagual)
       ü  Brígida Arias

ADMINISTRADORES O “PONEDORES” DE AGUAS (BAUTIZOS DE AGUA):

       ü  Miguel Vásquez (ya no lo hace)
       ü  Nelly Arenas Mendoza (hoy día es Cristiana Evangélica)
       ü  Juan Rodríguez (fallecido)

LOS SERENATEROS:

       ü  Higinio Rodríguez
       ü  Ascensión Mendoza
       ü  Gil Rodríguez

LA IGLESIA DE SAN PABLO DE CAÑAVERAL.

            Fue construida por los propios miembros de la comunidad de Cañaveral, con sus propios peculios y/o donaciones, se recuerda como maestro de obra o albañil al Señor Juan González, esposo de la Señora Eloína, es de destacar que la obra quedó hasta la mitad, posteriormente durante el primer Mandato de Gobierno del Dr. Rafael Caldera, siendo Gobernador del Estado Yaracuy el Dr. Juan José Caldera Pietri, hijo del Dr. Rafael Caldera, se culminó la construcción.
            El Primer oficiante en dicha Iglesia fue el Padre Dámaso Jaime Silva, quien era el Sacerdote asignado a la Iglesia San Rafael Arcángel del Municipio Independencia y como tal le correspondía atender a los caseríos que conformaban la Parroquia, asistía a Cañaveral un domingo al mes, este sacerdote fue quien donó los “bancos” (asientos colectivos) que ya no utilizaban en la Iglesia de San Rafael, asimismo donó la Imagen de la Virgen del Perpetuo Socorro y la Campana que anteriormente habían llevado desde la antigua Iglesia Matriz de San Felipe, actualmente Catedral.

DIVERTIMENTOS EN EL CAÑAVERAL DE ANTES.

LOS BAILES DE SALÓN.

Refiere Don Cruz Ojeda (1921 - ) hijo de Doña Fortunata Ojeda (fallecida) y Don Eugenio Villanueva (fallecido), que su progenitor, era conocido en sus mejores tiempos  como el “Rey de La Mazurca” y  “El Minueto”,  tanto en Cañaveral como en los caseríos aledaños,  Vijagual, Tamanavare y Mampostal, cuenta que se acostumbraba en las “casas de bien” bailar Polcas, Fandanguillos, mazurcas y minuetos, que “El Mayor” (Don Eugenio) era diestro bailando estos aires, sobre todo cuando lo hacía con una de sus hermanas la Señora Juana Bautista Villanueva, estas piezas eran interpretadas por músicos locales, la mayoría del propio Cañaveral y otros de las cercanías, se recuerda con gran cariño músicos de la talla de Cornelio Trejo /Guitarra), Francisco Giménez (Cuatro), Juan Carrera (Cuatro), Roseliano Rojas (Guitarra), Toribio Mora (Cuatro), todos ya fallecidos, también se acostumbraba bailar, valses, pasodobles, guarachas y sobre todo el joropo. Los Bailes se desarrollaban en casas de barro con techos de paja, donde ni siquiera la electricidad había llegado, para ello se alumbraban con lámparas de kerosene y velas, se repartía hervido, gallina rellena y pavo relleno, una de las mas afamadas elaborando este último plato fue Ramona Giménez; algunas veces se obsequiaba sancocho cruzado (hueso rojo, rabo de res o de cerdo, pata de res o de cerdo, mondongo y pollo o gallina), algunas veces se ofrecía cochino casero asado. De bebida se ofrecía vino, cocuy, aguardiente de caña, a las damas se les daba ponche o leche de burra y refrescos.

LOS JUEGOS TRADICIONALES.

EL TROMPO:

De fabricación casera, con trozos de árboles de guayaba, mamón o naranjo, era exclusivo de los varones.

LA ZARANDA.

Se elaboraba con el fruto del totumo pequeño, al cual se le extraía todo el endocarpio (tripa), una vez limpia, se le hacia un agujerito lateral y se proveía de un palito que la atravesaba de arriba  abajo se sellaba con cera de abeja, al extremo inferior de palito se le hacía una especie de punta  o filo, lo cual se enrollaba con un cordel o guaral y con el uso de una tablita a manera de polea se halaba y se hacía bailar, en el suelo, por el agujerito que se le hacía, emitía un zumbido al girar, era un juego exclusivo de las niñas.

EL MEROLICO: ¿?

 

FESTIVIDADES DECEMBRINAS:

VELORIO DEL NIÑO JESÚS.


En casa de la Señora Paula Mendoza (fallecida), se realizaba el Tradicional Velorio del Niño Jesús, hasta allí llegaban, año tras año, las “Romerías” pidiendo “Posada”, a lo cual Doña Paula consentía alegremente, por la noche como era costumbre se realizaba el devocional Velorio al Niño, a veces era el Niño de los Cachitos de San Javier y otras veces era el de Cocorote, algunas veces el velorio era sin cantaduría y otras veces con esta.

EL FESTEJO POR EL DÍA DE LOS 

DIA DE LOS ANGELES (1 DE NOVIEMBRE):


A los niños pequeños de 8 años para abajo se les trajeaba o vestía de ángeles y se les acompañaba tocando aguinaldos de casa en casa pidiendo ofrendas para estos, los dueños de casas, a sabiendas de que los infantes les visitarían, les guardaban caramelos, cambures manzanos maduros y chicha de maíz.

FESTEJOS DE EL CARNAVAL:

EL BAILE DE LAS CINTAS:

Uno de los organizadores mas recordados de este pintoresco baile, fue Don Marco Antonio Giménez (ya fallecido), así mismo nos cuenta don Cruz Ojeda, que otro coterráneo muy activo para sacara adelante esta manifestación fue Javier Mendoza, nieto de Doña María Ojeda, el baile consistía en una comparsa de alrededor de 12 o 14 muchachos (todos varones) trajeados con un vestuario que asemeja al empleado en la baraja española llamada “Sota”, los trajes los elaboraba un señor de Mampostal llamado Miguel Ángel Orellana (fallecido), elaboraba tanto os trajes como las mascaras, estas últimas confeccionadas en papel maché sobre molde de arcilla, los cinteros eran contratados para alegrar los carnavales (lunes y/o martes) de Independencia centro y algunos comercios de San Felipe, inclusive exhibían su arte en el llamado “Parque Junín”, quienes les contrataban les cancelaban entre 2 y 2,5 bolívares, el grupo de bailadores se hacía acompañar por un típico conjunto local que con sus cuatros y guitarras interpretaba pasodobles y/o joropos, los espectadores les animaban lanzándoles serpentinas y las llamadas nicas o niquitas (moneda metálica en níquel de 5 céntimos de bolívar); al regresar a Cañaveral repetían el baile por las calles del pueblo; para el día martes en la noche realizaban el baile de disfraces entre todos los participantes en el baile de las cintas, para ello escogían una casa de familia de algún morador que se las cediera en calidad de préstamo, todos asistían con su traje de Cintero, no se podían desprender de la máscara,  igualmente asistían otros del pueblo, también disfrazados como quisieran, a las 12 de la noche se desprendían de las mascaras, todo ello en una gran explosión de risas y aplausos, pues era en ese momento cuando definitivamente conocerían quienes eran los danzarines.
 

LOS TRAJES DE LA SOCIEDAD DEL CAÑAVERAL ANTIGUO.


La dama empleaba sus camisones, o largos o a media pierna en géneros estampados, mientras que el caballero de liquilique  o liquelique blanco y su sombrero, bien de cogollo o de fieltro; en ambos casos el calzado era la alpargata de capellada.

SITIOS DE INTERÉS EN CAÑAVERAL.


        ü  El Tamarindo
        ü  La Caja de Agua
        ü  El Club de Belarminio Yovera
        ü  La Pila o Pilita de Agua (Pluma de Agua)
        ü  La Iglesia San Pablo Apóstol
        ü  El Bolo (lugar de apuestas)
        ü  La Escuela Cañaveral (fundada en 1954)
        ü  El Cuadro o campo de beisbol
        ü  El Paso de Quita Calzón.

EL CAMINO DE LOS ESPAÑOLES:


Este realmente se encuentra en Tamanavare, ya casi desaparecido por completo, era el lugar de acceso para entrar a San Felipe, viniendo desde Nirgua y del Estado Carabobo, hoy dia allí sólo se encuentra lo que los moradores llaman “la pica” o entrada, todo el que por allí venía con tumbo a San Felipe y el occidente, incluyendo Barquisimeto y/o el estado Lara pasando como es de suponer o lógica por el caserío de Cañaveral, a partir de esa condición, en Cañaveral existe una especie de leyenda, donde se cuenta el paso del Libertador Simón Bolívar por esos parajes, viniendo de Valencia Estado Carabobo con destino a Barquisimeto y de este a los Nades.

EL LIBERTADOR SIMÓN BOLÍVAR EN CAÑAVERAL.


Cuenta la Señora Perfecta Giménez, que su madre, La Señora Natalia Giménez (fallecida a los 90 años) oyó de su madre Doña Marcelina Giménez (fallecida de 98 años) que el Libertador Simón Bolívar estuvo en Cañaveral viniendo de Valencia de Paso a los Andes, atraves del llamado camino de los españoles y que en el sitio del Tamarindo descansó algunas horas, tanto el cómo su tropa.

Así mismo se cuenta que a la entrada de Cañaveral viniendo de Vijagual, cerca de la llamada Quebrada de Los Parra, existía un samán donde Bolívar colocó una rueda de cristal (un carretel) el cual con el tiempo se incrustó en el árbol, dicho samán fue derribado por una crecida de las aguas de la referida quebrada.


COMUNIDAD DE CAÑAVERAL, MUNICIPIO INDEPENDENCIA ESTADO YARACUY.

El Caserio de Cañaveral de Independencia.
El Antiguo.
Por Luis Alfredo Valles Silva

SOBRE EL NOMBRE DEL CASERÍO  CAÑAVERAL:


Como bien es sabido por documentos históricos de la colonia y por lo difundido a través de Relatos de la historia local, lo que en la actualidad se conoce como Cañaveral, estuvo enmarcado, como muchas otras localidades de la región, dentro del área territorial del antiguo Cocorote o cerritos de Cocorote, más específicamente en lo que se llamaba el Valle de La Venta; en dicho lugar existió un trapiche (Molino, artesanal  para extraer el jugo de la caña de azúcar, para posterior elaboración del papelón.) propiedad de un hacendado de ese entonces de nombre Don Luis verdugo, es de destacar que asimismo poseía, el referido hacendado sembradíos de caña  de azúcar para el funcionamiento de la molienda. Con el tiempo, tanto las haciendas de caña de azúcar como el trapiche de Verdugo desaparecieron, solo la tradición oral nos refiere que al lugar se le llamaba “El Cañaveral de Verdugo” o solamente “Cañaveral”, nominación geográfica que prevaleció con el tiempo, es importante destacar que la ubicación geográfica exacta de aquellos cañaverales o cañaveral de Verdugo, estarían ubicados mas debajo de donde está el actual caserío o asentamiento de Cañaveral, el mismo quedaba más hacia el pie de monte cercano al caserío de Bijagual o Vijagual (lugar de Bijao), asimismo refiere la historia de tradición oral que los trabajadores en la hacienda del referido Luis Verdugo venidos de los lados de Tamanabare o Tamanavare y Bijagual o Vijagual, en su mayoría, otros “colonos españoles”, establecieron sus viviendas en dicha hacienda, hacienda que con el pasar del tiempo se convertiría en  insipiente caserío, que con el tiempo, alrededor de los primeros años de la década del 60 del siglo XX, fue trasladado espontáneamente por sus moradores más hacia el norte, hacia donde se ubica actualmente.

Informante: Profesor Domingo Aponte Barrios (Historiador y Cronista de la Ciudad de San Felipe)

Otra versión sustentada, que Cañaveral recibe el nombre debido a que en los alrededores del actual caserío, existieron dos grandes productores quienes se dedicaban a la siembra de la caña brava (Gynerum sagittatum), estos eran Eladio Peña y Segundo Orozco, cuyas extensiones de siembras colindaban con los predios de Mampostal.

Informante:  Señora Perfecta Giménez

EL POZO DE LA COMUNIDAD.


El agua para el consumo de las familias del lugar, tanto para beber como para elaborar los alimentos se obtenía de un pozo que estaba ubicado por la actual “Vuelta de Los Gamarra, venía canalizada de manera natural desde la acequia de Cocorote, llegaba a La Morita y a Cañaveral. Todos los sábados de cada semana se le daba mantenimiento, a veces en los días feriados también, para sacarle la arena que lo allanaba o rebosaba, desde dicho poso se acarreaba el preciado líquido en chirguas, tinajas, latas u otros recipientes hasta los hogares, para el lavado de la ropa las amas de casas o mujeres responsables del lavado venían al pozo a realizar esta labor como sumo cuidado en no causarle daños, posteriormente con la llegada al gobierno local del Mayor Reyes Zumeta, este hizo canalizar, mediante una llamada red de cañerías de acequias el agua desde el río “Culantrillo” de altos de Independencia (cerro Muñoz o cerro de los Muñoz) hasta Cañaveral, inclusive Vijagual, Tamanavare y Mampostal.

EL PRIMER MAESTRO Y LA PRIMERA ESCUELA EN CAÑAVERAL.


El primer maestro que se recuerda en el Cañaveral de tiempos ya idos, allá por los años de la década del 30 (año 1930), fue el Señor Ruperto Domínguez, llegaba al caserío desde la ciudad de San Felipe, cobraba “un real” (50 céntimos de bolívar) por alumno. Alrededor de la década del 40 el gobierno construyó una escuela pública llamada “La Sucursal” estaba ubicada cerca donde actualmente está el llamado “Aeropuerto de Las Flores, municipio Cocorote, a los años, más o menos en el 45 , Pánfilo Ojeda, quien era albañil, era además hermano de María y Fortunata Ojeda, construyo, en Cañaveral, la Escuela denominada “La Fuente de Oro”, la fabricó con paredes de bloques de adobe (barro cocido al sol) y techo de Tejas y caña brava, la misma estaba ubicada en la calle principal de Cañaveral vía La Cumaca, cerca a la Urbanización “Nuevo Cañaveral”.

SAN PABLO PATRÓN DE CAÑAVERAL.


Durante el mandato de Presidente de Estado (Gobernador) "el Mayor Reyes Zumeta", para el año 1936, un sobrino de este de nombre Julio Reyes, trajo La Imagen del Santo (San Pablo), dicha imagen, en vista de que aun en el caserío no existía Iglesia, ni siquiera capilla alguna, estaba en casa de Santiago Vásquez, el viejo.

Las Fiestas o festividades en honor a San Pablo, se comenzaron a realizar en Cañaveral en el año 1964. Específicamente entre el 27 de junio y el 5 de julio, entre lo mas resaltante de estas festividades se recuerda las llamadas Coleaderas o “Tardes de Toros Coleados”.

LAS COLEADERAS O TOROS COLEADOS:


Para ese entonces las llamadas “Mangas de Coleo”, se elaboraban con horcones de madera y transversales de juajua o bambú, las primeras se realizaron en la calle principal de Cañaveral, vía La Cumaca, desde el puente hasta bien abajo, cerca de la Casa de Valerio Cariño (ya fallecido).

Se realizaban cinco (5) tardes de toros coleados, llegaba gente de otras comunidades, sobre todo de La Independencia centro, capital de Municipio).
Entre los coleadores que mas se recuerdan para ese entonces se debe mencionar:

        1.    Napoleón Garcés
        2.    Julio Giménez
        3.    Custodio Giménez
        4.    José de La Cruz Reyes Oviedo (Fue varias veces Presidente de Fiestas)
        5.    Belarminio Yovera (Fue varias veces Presidente de Fiestas)
        6.    Entre otros

Entre las actividades que se realizaban en torno a las Fiestas Patronales en honor a San Pablo Apóstol se recuerda:
ü  Los Torneos de Bolas Criollas
ü  Juegos Tradicionales como:
ü  Carreras en Sacos
ü  Huevos en cucharas
ü  Palo encebado
ü  Juego del Papelón Premiado
ü  Entre otras

ü  El Boulevard de música criolla, entre esta se recuerda con grato cariño la interpretada por el Conjunto Musical de Don Lucio Solórzano (Invidente)
ü  Elección y Coronación de La Reina de Las Fiestas Patronales.

ü  Entre las soberans o reinas es grato recordar a:

ü  Nelly María Arcila (Esposa de Ciccone)
ü  Reina Mendoza Milla (Hoy dia de Milla, esposa del Pintor Ángel Milla)
ü  Nancy Tovar (+)
ü  Epifania Parra

Tanto las reinas como las muchachas del lugar, acostumbraban a colocarle a los coleadores que mejor ejecutaban sus coleadas los llamadas “Lazos” , prendidos sobre sus camisas a la altura de las espaldas., una vez prendido el lazo, seguido venía un beso sobre la mejilla del coleador.

LAS COMADRONAS O PARTERAS DE CAÑAVERAL.


Comadronas o parteras eran aquellas damas, generalmente de la comunidad o de comunidades cercanas, que, sin tener estudios o titulación, ayudaban o asistían a la parturienta o mujer que estaba a punto de parir y que por ello requería de sus servicios especializados.

    Entre las sobadoras en Cañaveral se recuerda a:
ü  Natalia Giménez (fallecida. Madre de Ana Victoria y Perfecta Giménez)
ü  Marcelina Giménez (fallecida, era sobadora y partera, era la madre de Natalia Giménez)
ü  Ramona Giménez (fallecida, era sobadora y comadrona o partera)
ü  Jerónima Giménez (fallecida. Esposa de Don Eugenio Villanueva, hermana de Ramona y madre de Doña Catalina Giménez –la abuelita de Cañaveral-)
ü  Ana Victoria Giménez
ü  Tomás Mendoza (sobador de barrigas de embarazadas)
ü  Muchas veces mandaban a buscar a una experta sobadora de Independencia centro, La Señora Cayetana Fernández.

Es de destacar que la mayoría de las parteras y sobadoras de Cañaveral no cortaban ombligos a los recién nacidos, para ello buscaban en La Independencia a:
ü  Rosita Gallardo
ü  María Dolores Aponte de Peña y
ü  Cayetana Fernández

LOS REZANDEROS:

.- Pedro Castillo (+)

.- Juan Escudero (+)

.- Roseliano Rojas (+)

        LOS PULPEROS (BODEGUEROS)

       ü  Eugenio Ojeda
       ü  Valerio Cariño

ESCRIBIENTES DE CULEBRILLA (herpes zóster):

       ü  Lucía Mendoza
       ü  Sonia Milla Colmenarez (de Vijagual)
       ü  Brígida Arias

ADMINISTRADORES O “PONEDORES” DE AGUAS (BAUTIZOS DE AGUA):

       ü  Miguel Vásquez (ya no lo hace)
       ü  Nelly Arenas Mendoza (hoy día es Cristiana Evangélica)
       ü  Juan Rodríguez (fallecido)

LOS SERENATEROS:

       ü  Higinio Rodríguez
       ü  Ascensión Mendoza
       ü  Gil Rodríguez

LA IGLESIA DE SAN PABLO DE CAÑAVERAL.

            Fue construida por los propios miembros de la comunidad de Cañaveral, con sus propios peculios y/o donaciones, se recuerda como maestro de obra o albañil al Señor Juan González, esposo de la Señora Eloína, es de destacar que la obra quedó hasta la mitad, posteriormente durante el primer Mandato de Gobierno del Dr. Rafael Caldera, siendo Gobernador del Estado Yaracuy el Dr. Juan José Caldera Pietri, hijo del Dr. Rafael Caldera, se culminó la construcción.
            El Primer oficiante en dicha Iglesia fue el Padre Dámaso Jaime Silva, quien era el Sacerdote asignado a la Iglesia San Rafael Arcángel del Municipio Independencia y como tal le correspondía atender a los caseríos que conformaban la Parroquia, asistía a Cañaveral un domingo al mes, este sacerdote fue quien donó los “bancos” (asientos colectivos) que ya no utilizaban en la Iglesia de San Rafael, asimismo donó la Imagen de la Virgen del Perpetuo Socorro y la Campana que anteriormente habían llevado desde la antigua Iglesia Matriz de San Felipe, actualmente Catedral.

DIVERTIMENTOS EN EL CAÑAVERAL DE ANTES.

LOS BAILES DE SALÓN.

Refiere Don Cruz Ojeda (1921 - ) hijo de Doña Fortunata Ojeda (fallecida) y Don Eugenio Villanueva (fallecido), que su progenitor, era conocido en sus mejores tiempos  como el “Rey de La Mazurca” y  “El Minueto”,  tanto en Cañaveral como en los caseríos aledaños,  Vijagual, Tamanavare y Mampostal, cuenta que se acostumbraba en las “casas de bien” bailar Polcas, Fandanguillos, mazurcas y minuetos, que “El Mayor” (Don Eugenio) era diestro bailando estos aires, sobre todo cuando lo hacía con una de sus hermanas la Señora Juana Bautista Villanueva, estas piezas eran interpretadas por músicos locales, la mayoría del propio Cañaveral y otros de las cercanías, se recuerda con gran cariño músicos de la talla de Cornelio Trejo /Guitarra), Francisco Giménez (Cuatro), Juan Carrera (Cuatro), Roseliano Rojas (Guitarra), Toribio Mora (Cuatro), todos ya fallecidos, también se acostumbraba bailar, valses, pasodobles, guarachas y sobre todo el joropo. Los Bailes se desarrollaban en casas de barro con techos de paja, donde ni siquiera la electricidad había llegado, para ello se alumbraban con lámparas de kerosene y velas, se repartía hervido, gallina rellena y pavo relleno, una de las mas afamadas elaborando este último plato fue Ramona Giménez; algunas veces se obsequiaba sancocho cruzado (hueso rojo, rabo de res o de cerdo, pata de res o de cerdo, mondongo y pollo o gallina), algunas veces se ofrecía cochino casero asado. De bebida se ofrecía vino, cocuy, aguardiente de caña, a las damas se les daba ponche o leche de burra y refrescos.

LOS JUEGOS TRADICIONALES.

EL TROMPO:

De fabricación casera, con trozos de árboles de guayaba, mamón o naranjo, era exclusivo de los varones.

LA ZARANDA.

Se elaboraba con el fruto del totumo pequeño, al cual se le extraía todo el endocarpio (tripa), una vez limpia, se le hacia un agujerito lateral y se proveía de un palito que la atravesaba de arriba  abajo se sellaba con cera de abeja, al extremo inferior de palito se le hacía una especie de punta  o filo, lo cual se enrollaba con un cordel o guaral y con el uso de una tablita a manera de polea se halaba y se hacía bailar, en el suelo, por el agujerito que se le hacía, emitía un zumbido al girar, era un juego exclusivo de las niñas.

EL MEROLICO: ¿?

 

FESTIVIDADES DECEMBRINAS:

VELORIO DEL NIÑO JESÚS.


En casa de la Señora Paula Mendoza (fallecida), se realizaba el Tradicional Velorio del Niño Jesús, hasta allí llegaban, año tras año, las “Romerías” pidiendo “Posada”, a lo cual Doña Paula consentía alegremente, por la noche como era costumbre se realizaba el devocional Velorio al Niño, a veces era el Niño de los Cachitos de San Javier y otras veces era el de Cocorote, algunas veces el velorio era sin cantaduría y otras veces con esta.

EL FESTEJO POR EL DÍA DE LOS 

DIA DE LOS ANGELES (1 DE NOVIEMBRE):


A los niños pequeños de 8 años para abajo se les trajeaba o vestía de ángeles y se les acompañaba tocando aguinaldos de casa en casa pidiendo ofrendas para estos, los dueños de casas, a sabiendas de que los infantes les visitarían, les guardaban caramelos, cambures manzanos maduros y chicha de maíz.

FESTEJOS DE EL CARNAVAL:

EL BAILE DE LAS CINTAS:

Uno de los organizadores mas recordados de este pintoresco baile, fue Don Marco Antonio Giménez (ya fallecido), así mismo nos cuenta don Cruz Ojeda, que otro coterráneo muy activo para sacara adelante esta manifestación fue Javier Mendoza, nieto de Doña María Ojeda, el baile consistía en una comparsa de alrededor de 12 o 14 muchachos (todos varones) trajeados con un vestuario que asemeja al empleado en la baraja española llamada “Sota”, los trajes los elaboraba un señor de Mampostal llamado Miguel Ángel Orellana (fallecido), elaboraba tanto os trajes como las mascaras, estas últimas confeccionadas en papel maché sobre molde de arcilla, los cinteros eran contratados para alegrar los carnavales (lunes y/o martes) de Independencia centro y algunos comercios de San Felipe, inclusive exhibían su arte en el llamado “Parque Junín”, quienes les contrataban les cancelaban entre 2 y 2,5 bolívares, el grupo de bailadores se hacía acompañar por un típico conjunto local que con sus cuatros y guitarras interpretaba pasodobles y/o joropos, los espectadores les animaban lanzándoles serpentinas y las llamadas nicas o niquitas (moneda metálica en níquel de 5 céntimos de bolívar); al regresar a Cañaveral repetían el baile por las calles del pueblo; para el día martes en la noche realizaban el baile de disfraces entre todos los participantes en el baile de las cintas, para ello escogían una casa de familia de algún morador que se las cediera en calidad de préstamo, todos asistían con su traje de Cintero, no se podían desprender de la máscara,  igualmente asistían otros del pueblo, también disfrazados como quisieran, a las 12 de la noche se desprendían de las mascaras, todo ello en una gran explosión de risas y aplausos, pues era en ese momento cuando definitivamente conocerían quienes eran los danzarines.
 

LOS TRAJES DE LA SOCIEDAD DEL CAÑAVERAL ANTIGUO.


La dama empleaba sus camisones, o largos o a media pierna en géneros estampados, mientras que el caballero de liquilique  o liquelique blanco y su sombrero, bien de cogollo o de fieltro; en ambos casos el calzado era la alpargata de capellada.

SITIOS DE INTERÉS EN CAÑAVERAL.


        ü  El Tamarindo
        ü  La Caja de Agua
        ü  El Club de Belarminio Yovera
        ü  La Pila o Pilita de Agua (Pluma de Agua)
        ü  La Iglesia San Pablo Apóstol
        ü  El Bolo (lugar de apuestas)
        ü  La Escuela Cañaveral (fundada en 1954)
        ü  El Cuadro o campo de beisbol
        ü  El Paso de Quita Calzón.

EL CAMINO DE LOS ESPAÑOLES:


Este realmente se encuentra en Tamanavare, ya casi desaparecido por completo, era el lugar de acceso para entrar a San Felipe, viniendo desde Nirgua y del Estado Carabobo, hoy dia allí sólo se encuentra lo que los moradores llaman “la pica” o entrada, todo el que por allí venía con tumbo a San Felipe y el occidente, incluyendo Barquisimeto y/o el estado Lara pasando como es de suponer o lógica por el caserío de Cañaveral, a partir de esa condición, en Cañaveral existe una especie de leyenda, donde se cuenta el paso del Libertador Simón Bolívar por esos parajes, viniendo de Valencia Estado Carabobo con destino a Barquisimeto y de este a los Nades.

EL LIBERTADOR SIMÓN BOLÍVAR EN CAÑAVERAL.


Cuenta la Señora Perfecta Giménez, que su madre, La Señora Natalia Giménez (fallecida a los 90 años) oyó de su madre Doña Marcelina Giménez (fallecida de 98 años) que el Libertador Simón Bolívar estuvo en Cañaveral viniendo de Valencia de Paso a los Andes, atraves del llamado camino de los españoles y que en el sitio del Tamarindo descansó algunas horas, tanto el cómo su tropa.

Así mismo se cuenta que a la entrada de Cañaveral viniendo de Vijagual, cerca de la llamada Quebrada de Los Parra, existía un samán donde Bolívar colocó una rueda de cristal (un carretel) el cual con el tiempo se incrustó en el árbol, dicho samán fue derribado por una crecida de las aguas de la referida quebrada.